• Walang Nahanap Na Mga Resulta

'¡_ _________ --------------------------------------· --

N/A
N/A
Protected

Academic year: 2023

Share "'¡_ _________ --------------------------------------· --"

Copied!
20
0
0

Buong text

(1)

Vol. 11 Manila, 10 de noviembre de 1925. Nurn.45

~ ~

'--==1'.5>

~<a=-> '~~ ,~

¡¡------ -- ---¡ t

11

1

1 1

,: SUMARIO :

1: :

1: :

il :1

~

¡::

¡COINCIDENCIAS! Por Paulino.

!!,

Ir

~ HOBBES Y SUS LOBOS Por "Filadelfo". ~

\.Gi, EL AGLIPAYANISMO l,h/

~' ES HEREJÍA Por P. de Isla. ,f@x_

~.il (~ EL MILAGRO DEL CONVENTO Por Julián. !,'8: ~)

~1' l ¿SERÁ VERDAD? Por "Un Filipino''. ¡ ~ ~

11 EN LA PLAYA Por "El Solitario". j

1L

1 1

¡ AL MARGEN DE LA VIDA Por "El Peregrino". !

: !

1 1

1 POLíTICA.-SOCIAL.-SEMANA.

1

'¡_ _________ --- ---· -- J!

~ "'(.4

r=€'::;>

"'~ ~ 3~

(2)

~ ~

~ ~

[;, ®--- ---@ ~

~ ~

1

2

¡~: ~~ ~ ~wrn1 w wr n ¡ l~

í~ mJ~ ~ WJMJ&\~ ¡ ;~

[~ ~

R.EVISTA SEMANAL 'i-

¡ ¡~¡

~ Esta Reuista se publica todos los )~ ! f~

¡~ · sábados por Alejandro de Aboiti=. 1,~

1

1 ~,

¡;;

~ Registrada en la Administración de Correos de 1 l ;ii

: 1 -~ Manila como correspondencia de segunda clase. f!l~·

!,

:,._~_,_:·

.. S>i' Todos los trabajos que publica ESTUDIO son ori- \:::' ..

ii

~~

ginales y e.r:clusiuos. Queda terminántemente

~

1 '•

; ~- . proh;~:ªc;~0~~;::;;~;1PCl6X:

1

~

1~: U11

año

P

6 00

1 '"

Í~

[/11

semesire

3

50 l

l.:_.,._)

iít

U"

trimestre.. 2.00

1

r~ ){/Ímero suelto. 0.15 : Í~

¡

-~-'.·

}{/Ímero atmsado . . . . . . . . . 0.40

1

ííli

-- l E.J..'TRAHJERO,

U11

año ... ... $ 6.00 l

ri<

í;'. l Redacció11 l! AdministNrió11: Roxas Bld,q . .A°'? 212. l ~

~' ¡ Calle David, esq. Escolta-Tez. 572.-Apartado 1659.-Ma11ila. ¡ ~

~

®---

- - - - < ! ) f~

~ ~

,;::~:;f.~:;::~1:!]:;::1tit::'..:K.H":::::J.IDJ!J~::Th~>:::MJJI:::::g.:!;j:;::~J!;::'.:Jt::J:t:;::.}:l!~.;;>:::·;tJ·~.:;::~:~>:::~J:t:::::~:.r._:::::i:;;-~~::~It=:::JIDI~:::1!1~:;;:_l!J!;J;:::~:;:~:;~::filBJ~~qru~:;::M:::~~~;:~!fj>;:<i~

(3)

f-EVISTA j3EMANAL

E11taed as second class matter at tl1e Post-O/fice at .lla11ila DmECTOR:-Alejanllru lle i\buifü

TEL. 572

ADMINISTI~ADOR:-mirente

i\gau.

Vol. 11

P. O. BOX 1659 Manila, 10 de noviembre de 1923.

Como interpreta S. M. la M. E. Co. la Democracia y la Libertad.

(Apuntes del natural.)

Num.45

(4)

10, 1923

¡COINCIDENCIAS!

Era el 30 de mayo de 1778. En la lujosa residencia de uno de los arrabales más po- pulosos de la capital de Francia yacía un hombre enfermo. Días antes había sido co- ronado en el teatro, recibiendo de la Acade- mia honores hasta entonces desconocidos y del público una de esas monstruosas ovacio- nes cuyo eco repercute sin cesar en las na- ves del templo de la inmortalidad. De la ha- bitación del paciente salían rugidos de fiera enjaulada a la cual enojaran los espectado- res con pinchazos de alfiler. Acaso se oía el ruido peculiar de la vajilla de cristal y porcelana que con recio ímpetu se estrella contra la pared.

Atisbemos por el resquicio de la puerta entreabierta.

~obre

mullido lecho se agita un hombre en porreta porque a causa de los ardores internos se le hace intolerable cual- quier manera de abrigo. Se revuelve ora de un lado ora de otro, como si tuviese un avispero en las entrañas. Blasfema de Dios y de los amigos porque le abandonan en las horas de dolor. De pronto se perciben los acordes de alegre música y ¡espectáculo de- primente! se yergue el enfermo sobre sus rodillas, salta de la cama, abre el portillo de una mesita adosada al muro, apaña del re- cado de los desahogos y transborda a las ca- vidades gástricas lo que de ellas yá salió.

¡¡¡Horror!!!

Poco después moría aquel frenético abo- minando de la humanidad. Había malgas- tado su existencia en hacer reir y no tuvo en el trance supremo a su cabecera quien le pagara sus gracias con unas frases de con- solación. Hasta las páginas enlutad1S de la historia patria le sirvieron de tema para chistes y murió desterrado en medio de la algazara de la "Ville Lumiere". El héroe de esta historia no es otro sino Francisco Ma- ría Arouet de Voltaire. Sus restos no fueron admitidos en ninguno de los cementerios de París, y aunque trasladados en 1791 al Pan- teón, arrojáronlos de allí con los de Rous- seau en 1814, el año dél eclipse del sol de Austerlitz.

Como un apologista 'católico se permitiera algunos comentarios de ese extraño final de Voltaire, "abandonado de Dios y de los hom- bres" en frase del mismo cínico francés, sa- lióle al paso uno de esos sapientes de último cuño, los cuales apelan a trompa y talega a la Ciencia (que no es en definitiva sino el conocimiento de una cosa por sus causas) y, tirando al desgaire algunas estocadas a las

manifestaciones de la Providencia en el ré- gimen del mundo, se figuró haber tapado la boca al adversario y dejado satisfechos a sus lectores al explicar la muerte del Patriarca de Ferney con esta sola exclamación: "¡Una coincidencia !"

Lo cual no será muy científico, si se quie- re, pero es una socaliña muy manoseada en- tre los "intelectuales" cuando por ventura se proponen desestimar tal o cual fenomeno que no encaja en el encasillado de su idea- rio, constituído con las conclusiones proce- dentes del espíritu de escuela o partido, en cuya compañía no es posible avanzar hacia la verdad, a donde únicamente puede llegar- se apoyado en el báculo de la imparcialidad

y

caminando por los rieles del estudio no interrumpido ;y de una cuidadosa experi- mentación.

Y cuando acaso el filósofo se convence de todo en todo de Ja realidad de un hecho, no se pára en minucias de léxico, penetrado como está de que el vocablo no hace a la cosa.

Si el suceso no cae dentro del radio de ac- ción de la ciencia, eso se le da de expresar semejante convicción tal cual lo acabamos de hacer, como de verlo clasificado con el mote de acontecimiento providencial, even- to incomprensible, caso sobrenatural, mera casualidad, fortuita coincidencia, carabina de Ambrosio o violencello de Darwin. No por darle este o aquel nombre dejará la cosa de ser real.

La prensa parisiense nos acaba de ente- rar de otra "coincidencia" registrada en la vertiente francesa de las encantadoras cor- dilleras de los Pirineos Vascos. Por la cu- lebreante carretera de los altos de San Sal- vador caminaba a buena marcha un auto- móvil conduciendo numerosa caravana de excursionistas holandeses que, a las órdenes del Director efectivo del diario "El Protes- tante", habían venido a Lourdes con la sana intención de estudiar de cerca el escenario y los voceados portentos de las rocas de Masa- bielle. cuyo origen atribuyen los espíritus sencillos a divina intervención.

El organiza.dor de aquella jira científica se llamaba M. Klerk, de Dortrecht. Su via- ie habíase anunciado a son de atabal. An- tes de emprenderlo prometió solemnemente en su periódico que muy en breve "oublica- ría la revista antioapista-La Sociedad Evangélica-una serie de artículos dirigí- . dos a demostrar la falsedad de las curacio- nes atribuídas a la Virgen de Lourdes, des-

Vol. 11. - 2 - Núm. 45

(5)

Noviembre. ESTUDIO 10, 1923 cansando su tesis en las observaciones per-

sonales recogidas en el villorrio francés".

El escrito de despedida a los lectores fué una diatriba contra los milagros y terminaba con estas palabras: "Sólo es dado creer en maravillas debidas a intervención sobrena- tural a quienes tienen fe de estúpidos y al- ma de corcho". ¡Había yá cerrado el jui- cio y aseguraba que iba a estudiar!

El día era espléndido y el paisaje presen- taba majestuosa bravura. Los rayos sola- res al herir la nieve de los picachos vecinos comunicaban al panorama fantástica ilumi- nación y aquel conjunto de caprichos de la naturaleza parecía brotar de los abismos por arte de encantamiento. El espectáculo en- tusiasmaba de modo excepcional a aquellos habitantes de "países bajos'', poco habitua- dos a la contemplación de semejantes con- trastes, y manifestaban su constante sorpre- sa con turbión de cantares y gritos de placer.

De pronto cambia la decoración. Amaina la velocidad del coche en lo más pendiente de la ascensión, a poco se detiene, comienza a recular, emprende vertiginosa carrera de descenso, el conductor descubre a los viaje- ros la paralización de los frenos, el espanto se apodera de todos y, antes de haber podido coordinar proyecto alguno de salvamento, salen en la primera revuelta disparados del camino para sumirse en las simas pirenái- cas, a las cuales nunca bajó ningún hombre sino a condición de trasponer incontinente las fronteras de la eternidad.

Y luégo ... nada. ¡El silencio! Ese silen- cio que epiloga todas las catástrofes huma- nas y todas las convulsiones de la creación.

El auto y sus desgraciados ocupantes ha- brían quedado sepultados en la nieve del ba- rranco o reducidos a guiñapos al rebotar de risco en risco o rodar por las escarpas de aquel despeñadero sin fin. Para ellos se ha terminado la tragedia de la vida con un de- senlace cuya consideración paraliza la san- gre en las venas al más arrestado y audaz.

El panorama continúa entretanto sonrien- te ·en medio de su grandeza e insensible a aquella escena de terror. La luz solar re- verbera en la bruñida superficie de la nie- ve congelada en los picos de Neouvielle y Ardiden. Las aves de rapiña revolotean so- bre la hondonada donde su vista descubre rico botín. En el parque de tilos del J ar- dín Inglés de San Salvador entretienen sus

ocios los veraneantes de aquellas aguas ter- males, muy ajenos del siniestro ocurrido a pocas leguas de allí. Los "turistas" que en lo sucesivo visiten los grandiosos precipicios del desfiladero de Saint-Sauveur harán con- memoración del fracaso de la expedición de M. Klerk.

Bajo el epígrafo: "La muerte violenta ha alejado la blasfemia", publica el gran dia- rio holandés "De Tig" la desventura de los excursionistas protestantes, los cuales salie- ron de su pais natal camino de Lourdes con fines de persecución y dieron inopinadamen- te de bruces en el tribunal de Dios. Su in- finita misericordia haya perdonado a las víctimas. Nos cabe la seguridad de que el accidente de San Salvador encontrará eco en los corazones de los católicos de verdad, donde brota espontáneamente la flor de la oración. ¡Paz a los muertos! ·

¿Comentarios? ¿Para qué? Cada leyen- te pnede elaborarlos en armonía con su ha- bitu1l manera el.e ¡wnsnr. Quienes poseemos la luz de la fe estamos habilitados para ilu- minar con ella las lobregueces de esas even- tualidades de tejas abajo, donde tanta par- te tiene la intervención providencial. Los que, en frase de Selgas, "por no reconocer el imperio de ésta, han creado la tiranía de la casualidad", pueden salir dei paso, si así les place, con la muletilla de las "coinciden- cias", mas con condición de dejar el aconte- cimiento en pie.

El cual, lo diremos de nuevo en cifra aun a trueco de molestar al lector, es como si- gue: El señor Klerk, conocido escritor ho- landés, salió a .principios de agosto para Lourdes en compañia de otros protestantes con el propósito de ridiculizar los milagro:;;

realizados de medio siglo acá en aquella lo- calidad y todos ellos vinieron a morir en las resquebrajaduras de los Pirineos, lejos de

l()S

suyos y sin el consuelo de haber alcanza- do el objeto de su peregrinación.

Coincidencias? Como gusten, señores de

l~

acera de enfrente. Mas sean ustedes bas- tante liberales para dejarme exclamar con el simpático e inmortal Silvio Pellico: "Sia benedetta la Provvidenza, della quale gli uo- mini e le cose, si voglia o non si voglia, sono mirabili stromenti ch'ella sa adoprare a fini digni di se".

PAULINO.

··e~@@.@ Anúnciese en E....rludlo ~

Vol. 11. - 3 - Núm. 45

(6)

~::~c;::[!!fü>:::~®~::~~::rrug~:~lJID!l::::~[!(~:::~~:::lfil!!::::~"::: Jt:::::~n>::::!(J!i:;~:~;::~,~:::l!tr~>:::l!t(ff::::Lff!H::: l!!J!:::~t!i::.<~~:::~,.!t:;::~;::~:::l~H!>:::[!:ID!>:::~~:::~

~ ~

El Milagro del Convento 1

--~:~:;::~[!:f.r;::¡grJ!~:::¡gm>:::~::::~~::::~~--:;::IDgp;::[g!~;::~.;;::ig~:':~;:~J!;j~;::l!ffi!::::l!ifID:::~@-:::~ ~::~;::~;::~~:~!;:~"®:::~:::~:;~~~M~-~

Da comienzo a la segunda par- te de esta verídica y regocijante historia. Y como diz que nunca segundas partes fueron buenas, no veo por que haya de excep- tuarse esta mía, que si mala fué l.a primera pésima estoy temien- do me resulte la segunda. Procu- raré abreviar y eso tendrán que agradecerme los lectores.

DE CóMO ACABó EL FA- LANSTERIO LITERARIO DE CRETEIL. Tal es el título de esta segunda pa1·te, título bien significativo y que estoy por afir- mar vale como un libro.

Hablábamos. en otro lugar de esta nuestra historia sobre la 're- gla de los "hermanos bohemios de Creteil". Echábamos a cha- cota el que pudiera el laicismo lle- gar a desmán tan grande. Hoy hemos de añadir que aquella re- gla

y

según un ejemplar que a nuestras manos pecadoras trajo la fortuna es de lo más suave

11

ligera que pudiera imaginarse.

La distribución del tiempo era como sigue.

Por la mañana todos los her- manos consagrábanse a los cui- dados del jardín y a la limpieza de la casa, trabajos ambos nobi- lísimos. Después· del almuerzo eran todos obligados a trabajor en los talleres tipográficos du- rante cuatro horas. El resto de la tarde cada cual era muy due- ño de emplearlo como mejor le viniera en talante. Por la noche.

en fin, a eso de las nueve, orga- nizábanse las veladas literarias, el culto a las gracias

y

a las mu- sas en las que actuaban de sacer- .dotisas de las 'gracias algunas actrices parisienses

11

muchos amigos del barrio latino, que, co- nw no ignora ni el más profano, es el barrio donde vive toda

lrt

bohemia literaria y artística del París degradado y corrompido, del Paris de los narcóticos y del alcohol, del París de las cocottes

y

de los neuróticos.

La distribución del día paré- ceme que no podía ser mejor. El trabajo impuesto por la reg.la tampoco era excesivo

y

dejando a la naturaleza que tuviese sus desahogos parece cosa muy na- tural que el "monasterio" fuera creciendo en años y en vigor, yá que no en gracia. Mas no fué así. ¡Triste condición de las co- Vol. U.

sas de este pícaro mundo. Lejos de prosperar, como pudiera sos- pecharse, iba perdiedo vida y no estaba lejano el día en que sumi- do en lenta y mortal agonía ex- pirase. ¡Así son todas las cosas humanas!

Y aquí, y filosofando un poco, ocúrreme preguntar ¿por qué los conventos de verdad viven poi·

siglos sin que el tiempo obre en ellos? ¿Por qué? Es que, lector, hay en los cielos una mano que los esta sosteniendo. Es que los religiosos, que llamamos frailes o simplemente religiosos, no se reunieron para dar culto a las musas que no son m:is que entes de razón y que no consuelan, no pueden consolar al hombre en sus agonías, sino para consagrarse a Dios

1J

ese Dios les da virtud para sobrellevar las adversida- des y sufrir con gusto los traba- jos. ¡Cuándo se convencerá e!

mundo de esta gran verdad!

Mas volvamos a la "abadía"

laica de Creteil.

Poco a poco el trabajo de im- prenta, con el cual sacaban los

"monjes bohemios" los dinerillos con que mantenerse, fueron es- caseando; a la gente se la puede engafíar

11

seducir unos cuantos días

y

aun s_i se quiere unos me- ses; el oropel podrá pasar por oro mientras duren las tinieblas de la noche y se lo mire a

la

luz de una candela en un salón de bai- le, pero al fin y al cabo se viene a comprender aquello de que no es oro cuanto reluce. Aquellos condes

11

príncipes bohemios y tronados que dieran a imprimir sus versos, casi siempre malísi- mos, como nota muy bien Ya/- buena en sus Ripios aristocrá- ticos. cansárnnse de las tontadas de unos cuantos desequilibrados

¡¡

les mandaron a paseo y sus li- bros de ve1'Sos pasaron a otras imprentas. Maravillábanse

lo.~

monjes del por que de aquella es- casez de parroquianos; porque efectivamente, libreros y auto- res estaban contestes en afirma1·

que ninguna casa

lo

hacía mejor y mas barato que aquella coove- rativa comunista. Paul Adam había hecho en "Le Journal" una verdadera apología de los tra- bajos "abaciales" de Creteil com- parando a sus enclaustrados con

"los benedictinos de antaño que - 4 -

sabían engalanar con letras ofi- ciales los manuscritos agiográfi- cos". Claro es que eso de letras

¡oficiales! nadie sabe lo que sig- nifica en paleografía. ni el

mis~

mísimo Paul Adams pero lo dice él así

y

debemos respetarlo. Por algo son los ¡grandes maestros de la lengua y de la literatura, a quienes se esfuerzan por imitar nuestros ¡literatos a lo Vargas V ila, quien nos habla de crepus- culos malva y de praderas silen- tes, y de luz blonda de pétalos-eu- carísticos

y

otras tontadas por el estilo, o a lo Caballero Audaz

y

Zamacois con otros ¡literatos!

del mismo fuste y pelaje sicalíp- tico.

Aunque no debamos tomar muy en serio las palabras de Adams sobre la perfección de las imvresiones hechas en Creteil,

y

auii que tenga mucho de exage

7

rada la comparación que estable- ce entre las impresiones de esta

"abadía" y las de los antiguos monjes benedictinos-y no bene- dictinos también,.-pues nada an- ticuado había en el estilo edito- rial de la "abadía", lo cierto es que las obras salidas de sus pren- sas eran buenas y quizi tan buf!- nas como las que salen de las prensas de Garnier o Gasquel!e.

Y con todo los impresores no acababan de cinvencerse de las

?'entajas que pudiera reportar- les ln impresión de sus obras en la p1·e11sa de Creteil y ni siquiera respondían a los llamamientos tie Linard, el maestro tipógrafo monje; y Creteil desfallecía y sus moradores comenzaban a sen- tir los aguijones del hambre y como sea ésta mala consejera la cat:istrofe se veía venir.

Un día el "guardian" del mo- nasterio llamó a capítulo, que ha- bía de tener en los destinos •del

"monaquismo laico" una tras- cendencia "brutal", según verá el lector en el segundo capítulo de la segunda parte de esta ve- rídica historia.

JULIAN

rLUROSCOPY ESTEREOSCOPY

Núm. 45

(7)

Noviembre. ESTUDIO 10. 1923

~l!~~:i:!.~~~1!)!E.!fil!·~~~-I{~~·~:wf!iM:1!:~~~.~~~~~!ill!:!!:J!~~::!f:gjt)!..1!~1!:~1rlf·1!º~ ~·l!:;{ª!e J:t_S@~i!i.:~~á!J~t!t~

1 1

i HOBBES Y SUS LOBOS !

~~J!J11ml!:J!:~[gJfüWEE~E)!l!FJ:!ü!~ª'ií1ID)f'iílt~l!~~º;t

1

!(1!:-~1!~-->!1!-g!i_:~~!i~1Vi'~~~~(g~Y_ID!t~~~~ºªª·J!1!~l!:'~°!!:~~~~

Nadie crea que estamos, como dicen por mi tierra de Partiendo d,el principio de que los espíritus no exis- guasa. No estan para guasitas los tiempos. Ni meno.') ten, como no sea en eZ. vino, y dando por cosa cierta que crea nadie que delib,erada y premeditadamente nos hayamo.<> f'[ alma humana no es más que un "cacho de cerebro o alejado, ni un punto, ddl1 tema de nuestros anteriores ar- de substancia nervosa, que s,e puede y se debe meter en tículos. Esta.mas buscando el sistema católico sohre el embutidos" y que sus actos no son otra cosa que movimien- origen d1el poder, punto en el cual andan más que flojos tos cerebrales, claro es que el bien y el mal no tendrán algunos periodistas y periódicos de Filipinas. más r,em.edio que conformarse con ser identificados con el Y para desbrozar el camino y quitar obstáculos, que placer y el dolo1-, de tal manera que será bueno cuanto pudieran impedir nuestra marcha, emprendímosla en el nos cause deleite y malo cuanto nos produzca dolor. ¿Y anterior número con las f/!orías más que descabelladas es po.<:Jible, tal vez se prcgunt.e algún lector, es posible que de Rousseau sobre el contrato social y deniás zarandaja.<; haya hombres tan degradados que lleguen a sostener y por e'b Patriarca de Ginebra e:c¡mestas en su Contrato defender tales absurdos, que .están en pugna con los prin- Social y en el "Emilio". cipios má.~ elementa.~es del sentido moral? Ahí esta Hob-

Tócanos hoy habérnoslas con el qu,e bien puede ser be:, que podrá respondei· a la rn:~gunta.

considerado como maestro dzl autor de Eloisa", el filósofo De modo y manera que .<:ii la mujer del prO¡imo, pongo R'obbes, discípulo 7n·edilecto de Bacon Y que aplicó las por caso, me gusta y sin dolor alguno puedo birlársela, teorías de su maestro a la 1noral

y

a la política principal- he hecho una acción buena;

y

si

ze

birlo al prójimo los

mente. cuartos, sin qu,tJ ello me ocasione disgusto alguno, he obra-

Toda la politica hobb.esiana puede ef1 lector cornpen- do como un santo; y si le mato y de él me desentiendo, diarla en esta frase suya. Poi· naturaleza "el hombre tie- pm·a gozar más a mis anchas de su muje1· y de su ha- ne que ser un lobo· para los ofros hombr,es"; lo cual claro' ri('itda, he llegado al co:~mo de la bondad moral. ¡Hasta está que nos enaltec,e y ensalza sobre manera. i Estos o~l<1s exfremos ll.eva la sinrazón y el sectarismo a esos filósofo son terribles! ¡Y lo m.alo es que en l1a praáctica los mal-llamados filósofos!

hombres van dándoles aparentem.ente la razon!

No somos yá sól10 salvajes, que 1-lÍv.en en las selvas y en lass breñas, luchando denodadamiente contra las fie- ras y alimañas del campo; somos algo peor. So11tos fieras que persiguen sin piedad y con smia a sus mismos sc?n.e- jantes. ¿Qué le parece al lector de las fil~sofías de estos señores?

Cogiendo !!l agua de un poco más arriba, y para· que el lector pueda darse mejor cuenta de estas "altísimas concepciones filosóficas", le diremos que para Hobbes la Filosofía no tien.e más finalidad que estudiar [ros cuerpos y nada más que los cuerpos. Y es que o no admite el espfritu, o s•i lo admite lo relega a las regiones del incog- noscible. Las ciencias 1noral,t?s, que se ocupan, como es claro, de las acciones humanas y las ciencias políticas, que estudian las relaciones del hombre en sociedad con.

otros hombres, se basan y fundamentan, obti,enen sus le- yes y principios en lo sensibbe y material y no son en último término sino el resultado del análisis, o composición y descomposición de los cuerpos, ve1-ificada por medio de la sensación y del pensamiento, pensamiento que no es otra cosa que una actividad cerebral, que compara las sen- sacion.es que la excitan; de tal modo que el pensar del hombre no es ~.ás que una especie de cálculo-algo así como la búsqueda de un logaritmo-y la acción de pensar equivale a comparm· y sum.ar sensaciones. O lo q~~e es ig1wl, y dicho en términos claros y precisos: Que el hom- bre es un plátano pensante. ¡Y qué pensamientos ten- drán los plátanos!

D,elicioso en verdad sería que continúasemos dando lci gran lata al lector con la exposición detallada de las teo- rías hobfu.sianas sobre la Mgica y metafísica, sob1·e la 7J.<;i- colo,gía y la teodicea; empero . .. ESTUDIO no es un" re- vista. de filosofía, ni es Filipinas país donde vivan muchos

Claro es que con tales principios no es posible el bien común. El inte1·és de cada cual tendrá que ser la norma única del bi.en y del mali, siendo una verdadera qui- mera el hablar del justicia absoluta e impersonal, de moral absoluta y no concretada. Y po1· muy paradójico y sorprendente que ello parezca fuerza es conf,esar que en la práctica abundan que es un.a bendición los partidarios de Hobbes. Son muchos los que sac'Y"ifican muy gozosa- mr.nte ,d interés general y de la comunidad a sus inte- reses personales, importándoles un bledo e~ que se hunda.

el mundo, con tal que ellos se salgan con la suya. ¡Quién lo diría! Y que conste que no aludimos a nadie.

Consecuencia de todas las tonterías expuestas, lyá que no merecen oh'o nombre mejor, es la mgación de la lib.ertad humana, de tal rnanera que el hombre obra necesariamente y como sujeto a un determinismo fatal, poi· más que se haga la ilusión de que obra con entera

/;bertad. ·

Y s·i no existe la lib.ertad en el orden fiiosófic<>, ni en el orden moral, menos existirá en el orden político-social. ..

En último término, el estado, dice él, no viene a ser otra cosa que la 1~ep1·esentación de la fuerza necesaria para im- pedir que los individuos se perjudiquen entre sí y evita1·

que se comporten los unos con los otros como lobos, de- vorándose muy guapamente ,en banquetes pantagruélicos.

Estmnos, amado l€ctor, en el dintel que conduce al

"magnífico edificio" que se llama individualismo hobbesia- no. Por hoy no quiero torturar más tu ment,e, que su¡>Ongo yá cansada con la 1·ación de nociones filosóficas que sin querer te he dado; por ello dejo para otro día la continua- ción expositoria de las lindezas político-sociales del filó- sofo d,e Malmesbury, predecesor y padre de Rousseau y de cuantos tras él sosNenen los absurdos evolucionistas en aficionados a las altas y "beb!ísimas" esp,eculaciones de alta eL campo de la sociologia.

metafísica. Claro está, que con tales teorías se compagina mal

Pasemos, pues, de largo por todas esas ideas y ven- o no se compagina en modo alguno la tesis cristiana y gamos a las que nos interesan más dir.ectamente. Vemnos 1·acional de qu,e todo poder viene de Dios; por ello nos qué tiene que decirnos el Filósofo de Malmesbu1y sobre liemos detenido en su exposición.

la política y la moral, yá qu.e de sus teorías sobre esas ra- Con perdón y mil excusas por la aridez del tema por mas importantísimas de la filosofía podremos deducir sus nosotros escogido, se despide hasta el próximo núm.ero.

enseñanzas sobre el origen del pode>·, que es lo que hoy

por hoy nos interesa. FILADELFO.

V.OL. II. - 6 - Núm. 45

(8)

Noviembre.

Cuantas veces se nos ofreció el caso, declaramos sin eufemismos nues- tra profunda e instintiva antipatía hacia la política. Y como si el ba- tutero de est~ redacción hubiese opor- tunamente descubierto esa inclinación personal, nos encargó desde el primer día la tarea de roer este hueso y se- mana tras semana venimos hincán- dole el diente, con la repugnacia que dejamos a la consideración del lector.

Ahí andan los compañeros Ferreiro, y Paulino, y El Solitario, y El Pere- grino, y el gran Filadelfo, y los de- más de la cuadrilla cebándose en te- mr,s de su gusto hace yá diez meses cumplidos, y más de trescientos días há que llevo yo a rastras la pesada carga de la manutención de esta hem- bra de cortijo, cuyo contacto empuer- ca y cuya frecuente cohabitación aca- ba por desvirtua-r los caracteres me- jor formados y corromper los más no- bles impuJsos del corazón. Apelo al testimonio del conde de Charencey, el cual sabía bien dónde le apretaba el zapato: "Il en est <le la politique comme de la cuisine. c'est un métier sale par essence". Y lo presentamos así, tal corno está y sin volverlo a la lengua <le Castilla, para que sean me- nos <]Uienes lo entiendan y por ven- tura no sirva de excusa a tanto po- lítico corno anda suelto por ahí con el rostro tiznado y las manos man- chadas, declarando a voces cuál sea el menguado efirio que le provee de morisqueta y aún de torrezno y pan.

Ilaganse cargo los benévolos lectores,

"c'cst un métier sale par e5;sence", cuún dificultosa haya <le ser la ta- rea de escribir una página decenb~

con elementos pringados, que esa y no otra es al fin de cuentas nuestra si- tuación. Pero a trueco de ganar al- gunos pesillos, metamos mano resig- nadamente a esa murgrienta w.asa nacicnal.

A un no ha muerto y yá doblan por él. Todavía no se sabe a punto fijo r>i el Hon. Roxas, "Speaker" de la Cá- mara Baja saldrá o no para los Es-

\,,dos Unidos de la América del Nor-

te, porque, dada la instabilidad de nuestro actual escenario político, na- die es capaz de predecir suceso al- guno con veinticuatro horas de an- telación. Y como hombre prevenido vale por dos, yá andan los unos y los otros preparando los escalones de la mEsa presidencial al sucesor. Pero, aunque el miedo reúne a los "intelec- tuales", lo mismo que a las fieras, en ks horas <le peligro, cada cual acos- tumbra mirar por sí cuando suena la de repartir el botín. Cogidos del brazo y muy sonrientes caminaban Nacionalistas y Colectivistas de pro- vincia en provincia durante la pasa- da refriega electoral y el pueblo sen- cillo, que rara vez ve más allá de sus narices, quedó entusias.miado a la con- templación del hondo patriotismo de amb.::.s frac~::iones, causa <le aqpella dulce fraternidad. El partido Demó- crata se erguía imponente en el Cuarto Distrito, dispuesto a jugarse el todo por el todo a cambio de con- quistar el discutido puesto del Sena- do, y a sus contrincantes no les que- daba otro recurso sino olvidar, si- quiera durante la campaña, las di- sensiones pretéritas, si querían ase- gurar el triunfo de su candidato a la vacante senatorial. . Y se hicieron las paces. Y triunfaron, Mas ha lle- gado el momento de mojar el pan y yá están de concha los amigotes de ayer. Todos tiran de la manta y como ésta no <:kanza para todos, al- gunos habrán de quedar necesaria- mente expuestos a los rigores del re- lente, situación muy desagradable cuando se ha soñado largo tiempo en descansar a la sombr"-· de la encina gubernamental y satisfacer las exi- gencias gásticas con las bellotas de la Nación. Si el Hon. Roxas se que- da, desapa·rece ese nubarrón. ¿Qué hacer?

E.se es el nudo gordiano de la situa- ción. Y al decir de los diarios rniatu- tinos (estamos a miércoles) se ha pensado, yá que no soltarlo, en rom- perlo. Se envía a la Metrópoli al

~~~~~~~~~~~~~~~~

Vol. II.

10, 1923

A

Hon. Presidente del Senado y asun- l o concluido. Para ese cambio de figuras hay mil razones, de peso algunas, especiosas y circunstan- ciales las más. Que la situación del problema Filipino es crítica, na.,.

die puede ponerlo en duda. Que. un conocedor de los bastidores america- nos ha de realizar un trabajo más eficaz que otro menos habituado al manejo de decoraciones, es conclu- sión tan c1ara como la misma: evi- decia. Que don Manuel· Quezon es yá muy ducho en cuestión de camba- lachear con los congresistas de Was- hington, hay que reconocerlo con im- parcialidad. Pero, nos ocurre pre- guntar: ¿No se había: pensado en tales conveniencias hasta haberse presentado el toro en el redondel?

Si Quezon podía hacerlo mejor, ¿por qué echaron tr13no de su tocayo? Y si el Diputado Manuel ha de mane- jar el pleito nacional tan bien como Manuel el Senador, ¿a qué cancelar su proyectado viaje por el temor de dejar el mallete en poder de un Na- cionalistas? ¿No dan así motivo a los de la oposición parh continuar pregonando que los actuales gober- nantes antep'onen, los beneficiost del partido al bien de la Nación? NosQ- tros aplaudimos esa marcha de ex- ploración encabezada por el Hon Ro- xas, porque veíamos en ella econo- mía para los fondos de Independen- cia, que, sin ese tanteo, se invertirían acaso en el envío de una numerosa Misión estéril, y aplaudimos la ida del Hon. Quezon, porque tenemos el convencimiento que ha de ser de gran- dísima utilidad. Lo que no nos con- vence son los argumentos del cambio de batuta. Lo dicho: 11c'est ·un mé- tier sale par essence".

La pelota de la fusión de p.artidos sigue ·en el tejado. Uno de los ca- sandos parece algo reacio a doblar su cerviz al yugo matTimrmial. El otro hace pucheritos en tono de amenaza.

¡Hum! Dejemos a -los novjos en paz por hoy. ¡ Yá nos darán que hablar!

EL FJGARO.

Núm. 45

(9)

Noviembre. ESTUDIO 10, 1923

,-- ¿Será verdad? - - - · · J

1

~~ l

®--- --- ---

Mi dulce Patria dormía, en adusta idolatrí?-1

campo, por necesidad, de toda semilla impía.

¡Esa es la pura verdad!

Mas era mi Patria hermosa, delicadísima rosa

de fragante puridad, sin orgullo y cariñosa.

¡Esa es la pura verdad!

Y en premio a sus perfecciones, entre todas las naciones del Oriente, en toda edad, fué objeto de distinciones.

¡Esa es la pura verdad!

Pues Dios, Padre justiciero, la hizo copioso venero de tanta fertilidad, que enajena por entero.

Tres chicos revoltosos Un banco hallaron En un paseo público

Y

se sentaron.

-¡Oh! ¡qué cómodo banco/

¡Qué grata sombra!

Aquí no hay policía¡;

En estas horas.

II

A

jugar con el banco

Los tres se dieron ; Mas con juego tan malo,

Que lo rompieron.

Cogió las patas uno, Otro el respaldo

¡Esa es la pura verdad!

Y nuncios de las doctrinas lucientes y peregrinas de la noble cristiandad llegaron a Filipinas.

¡Esa es la pura verdad!

Que vaciaron, a raudales, para bien de nuestros males, de santa fraternidad, sus riquísimos caudales.

¡Esa es la pura verdad!

Y al influjo de tan bellos y luminosos destellos, de buena conformidad, nos hermanamos con ellos:

¡Esa es la pura verdad!

Prodigios tan sorprendentes solo coronan las frentes

Y el tercero el asiento Del pobre banco.

III

Y, al acudir la gente,

Para sentarse, Halló tan sólo restos

Del banco de antes.

-¡ Mal hayan los tres chicos!

¡Del pueblo el banco Han quebrado con juegos

Y

lo han robado! .. .

IV Diz que la policía

A

los tres chicos Buscó por todas partes

·---·--®

1

de aquellos cuya lealtad es grata a Dios y a las gentes,

¡Esa es la pura verdad!

Y [!.quella fué democracia, plena de luz y de gracia;

nó el ambiente de maldad que hoy en m.i Patria se espacia.

¡Esa e:; la pura verdad!

Hoy se procede sin seso, y a cualquier trivial suceso se llama por vacuidad, adeknto del progreso.

¡Esa es la pura verdad!

Así hoy, con sinsabores nos punzan de los peores.

Hoy, por nuestra indignidad, diz, se aprecian los "colores".

¡Más ésto. . . será verdad?

UN FILIPINO.

Y

uno ha cogido.

Y

el pobre está purgando, Rejas a dentro, El destrozo del banco

Y

escamoteo.

V

El público desea

Un nuevo banco, Util, sólido

y

firme

Bien vigilado.

Y

que cuide el Gobierno De que esté limpio

Y

seguro de robos

De otros tres chicos.

P. DE ISLA.

PAHA

1

CAVANNA, ABOITIZ & AGAN

ABOGADOS

1

1

1

!

EL SERVICIO CIVIL Y CURSOS COME.RCIALES POR CORRES-

PONDENCIA F:Sl;IUJ-L\N AL

Cosmopolitan Business College

MANILA, l.J. l.

Roxas Bldg. N.o 212 Tel. 672

(Profesores an1ericanos)

1

1

@--- ---@ ® - - - - ---·---@

Vol. II. - 7 - Núm. 45

(10)

Noviembre. ESTUDIO

EL AGLIPAY~~i.~.~? ES HEREJIA 1

---<.:

Jesucristo ¿Es Dios?

AGLIPA YANISMO; NO.

(Catequesis pág. 55). ¿Jesús fué hombre o Dios?-El mismo Jesús se llamo a sí mismo el

"hijo del hombre".

( príg. 56) . . . Jesús era un hombre divino . ..

(pág. 57) Y como consta que Jesús era un hom- bre perfecto, se puede decir que era divino; en

el

prevalecía la parte divina sobre la humana, tenía más de Dios, que de hombre; pero no exageremos tampoco la divinidad de Jesús ...

No olvidemos que la Iglesia Filipina niega todo milagro,

y

niega que la inmensidad de Dios se pue- da encerrar en un hombre por eminente

y

grande que sea.

(pág. 55). ¿Hizo Jesús milagros?-No, se1ior ...

Los milagros, son imposibles.

(pág. 69). Es absurda la creencia de que Jesús nos haya salvado con su muerte.

CATOLICISMO; SI.

Si alguno no dijere que el Verbo del Señor es Hijo de Dios, Dios como Dios su Padre, que puede todas las cosas, que conoce todas las cosas, e igual al Padre, sea excomulgado. (Concilio Romano 4.o n. 12).

¿Tú eres Cristo, Hijo de Dios?-Yo soy. (San Marcos, c. 14, v. 61

y

62).

Tú eres Cristo, Hijo de Dios vivo. (S. Mateo, c. 16, v. 16).

Creemos y confesamos que Nuestro Seííor Je-

~erminado

la tragedia de la vida con un de-s sucristo, Hijo de Dios, es Dios y Hombre. (Sím- bolo de S. Atanasia).

Si alguno se atreviere a llamar a Cristo Teó- foro, es decir: que llevaba a Dios y no dijere me- jor que es Dios

~on

toda verdad ... , sea excomul- gado. (Concilio de Efeso, can.

5).

Si alguno dijere que no pueden hacerse mila- gros. . . sea excomulgado. (Concilio Vaticano. 3, n.

4).

¿Se ha de Bautizar en nombre de la Santísima Trinidad?

AGLIPAYANISMO; NO.

(pág. 59). ¿Tiene (el Sacramento) virtud in- trínseca?-No; seíior; porque entonces sei"ia como una ceremonia supersticiosa con virtud como esa,, oraciones talismánicas, que llaman "anti-anting."

. . . seguiremos lo establecido por el Concilio de Trento, que admite siete; pero suprimiendo todo lo que contenga de supersticioso . ..

El bautismo

(no)

sirve para borrar la absurda culpa original.

(pág. 60). Se bautiza en nombre de la Santí- sima Trinidad ?-No; señor; sino en nombre de Jesús .. . Esa Trinidad de dioses es imaginaria, no bíblica.

CATOLICISMO; SI.

Si aiguno dijere que el Bautismo, aun el que confieren los herejes, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, con intención de hacer lo que hace la Iglesia, no es verdadero Bautismo, sea excomulgado. (Co·ncilio Trid. ses. 6.a c. 4) .

Cualquiera que dijere que los párvulos no con- traen ei pecado original de Adrín, que se borra por el Bautismo, sea excomulgado. (Concilio 16 de Car- tago, c.

2).

El efecto de este Sacramento (Bautismo) es el perdón de toda culpa original

y

actual, y de toda pena, que se debe por la misma culpa. (Con- cilio Florentino

17)

¿Es necesario el Sacramento de la Confesion?

AGLIPAYANISMO; NO.

(pág. 61). ¿Qué es penitencia o confesión?

-Es el acto de confesar nuestros pecados, en el sentido de reconocerlos.

¿A quién hemos de confesarlos ?-A Dios y bas- ta que a él solo los confesamos.

Vol. II.

CATOLICISMO; SI.

Si alguno negarn que la confesión sacramental está instituida, o es necesaria de derecho divino;

o dijere que el modo de confesar con el sacerdote, que la Iglesia catolica ha observado siempre des- de su principio

y

al presente observa, es ageno

8 - Niím. 45

(11)

Noviembre. ESTUDIO 10, 1923

¿Quién puede perdonar los pecados? ___ Unica- mente Dios.

(pág.

63).

El penitente debe recordar PARA SI SOLO uno por uno sus pecados.

Los penitentes manifestarán sus pecados con mucha decencia, disimulándolos, para no escanda- lizar, aunque no los entienda el confesor, pues éste no tirne ninguna necesidad de saberlos, sino solo aquellas dudas en que se requiera la opinión del Apóstol (¡del pare-pare!).

de la institucion y precepto de Jesucristo, y que es invención de los hombres, sea excomulgado.

(Concilio Tridentino, ses. 14, c. 6) _

Si alguno dijera que no se necesita la confe- sión del penitente, para que pueda el sacerdote absolver, sea excomulgado. (Id. ses. 14 .. c .. 10).

Jesucristo ¿esta realmente presente en la Eucaristía?

AGLIPAYANISMO; NO.

(pág. 68). ¿Cómo fué instituida la Eucaristía.?

-Horas antes de ser preso Jesús, se despidió de sus discípulos con una cena íntima de Pascua;

les hizo comer de un solo pan, diciendo que éste era la figura de su cuerpo. . . Luego les ofreció vino en una sola copa, aiiadiendo que el vino sim- bolizaba también su sangre ... Pero es absurdo que el pan y el vino se conviertan realmente en cuerpo

y

sangre de Jesús ...

(pág.

69) ...

y sería absurdo que haya estable- cido este sacrificio (de la. Misa) Jesús, quien pre- cisamente había abolido los sacrificios . ..

(pág. 68) _ ¿Y por qué imitais la misa . .. ? ...

Por la necesidad de contemporizar con la rutina a la que se apega el vulgo indocto.

- - - -

.CATOLICISMO; SI.

Yo soy el pan de Pida. . . Yo soy el pan vivo, que he descendido del cielo. Quien comie·re de este pan, vivirá eternamente;

y

el pan que yo daré, es mi misma cai·ne, para la vida del mun- do. . . Quien come mi carne y bebe mi sangre, mora en mí, 11110 en

él.

(S. Juan c. 6.o, v. 48-59).

Durante la cena, tomó Jesús el pan, 11 bendi- ciéndole, le partió, y diOseio y les dijo: Tomad, este es qii cuerpo. Y cogiendo el cáliz . .. díjoles:

esta es mi sangre ... (S. Marcos c. 14, v. 22-24).

Si alguno negare que en el santísimo Saci·a- mento de la Eucaristía se contiene verdadera, real

y

substancialmente eí cuerpo y la sangre, junta- mente con el alma 11 divinidad de nuestro Sei'íor Jesucristo; 11 por consiguiente todo Cristo ; sino por el contrario, dijere, que solamente está en él como en señal o en figura, o virtualmente, sea ex- comulgado. (Concilio Tridentino ses. 13, c. 1)

P. DE ISLA (Se continuará).

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

~ ~

~ ~

~ Hemos puesto a la venta el primer ¡

! volumen de ESTUDIO, lujosa- !

¡ mente encuadernado. ¡

~ ~

¡ Diríjanse a esta administración ~

~ P. O. Box 1659-Tel. 572-M anila. ¡

~ -~

~ ~~~~~-.,í.~~"1~~~~~~'3±.~t~~~~~"'1~~~~·;t"1~~ ¡!{.

Vol: II. - 9 - Núm._45

(12)

¿ HabrU feminismo?

Se nos ha. ocurrido liarcr tema de estn primera notita social, la inte1·- i:ención femenina en la próxima Liga de Futbol.

Yá sabemos hasta qué punto lle- e/i entusiasmo, en los partidos úl- timos, cuando conip,1?ffon bohemios y pensas son nuestras niñas de hoy a casinistas . ..

Y yá sabemos también, cuán pro- todas estas no'vedades . ..

La camiseta azul no la vestirán r>ste año ... y sí la blanca con el ban- derín glorioso. Luego, en es/? senti-

d¿

no hay competencia en sentimien- tos.

Pero ...

Quedan rencores, antipatías, por unos y otros . ..

Por eso se nos ocurre pr.eguntar,

¿habrá femin:ismo?

Ade·más, estan en lista nuevos equipos, quienes indudablemente apor- tarán su elenco d.e partidarias . ..

Club Filipino ... Olhnpicos, en cu- yas huestes figura el cobrador de cier- ta sociedad genuinamente femenil ...

Y los Cantábricos, de grand,l'Js simpa- tías en la Ciudad murada, donde abundan las bellas . ..

Sí, habrá; no nos cabe duda ...

¿Y dóndo no le hay? ...

ESTUDIO

.rimo.

Vaya para el d'istinguido joven y particular amigo nuestro, un saludo

!./ nn cordial apretón d,1! manos.,.

El "Club Juvenil"

lvlmiana.

Esta es notfria cazada po1· nosotros misteriosamente.

Habrá fiesta, a la que nos consta asistirá un grupo de bonitas mucha- chas.

En casa de un distinguido doctol".

No podernos definir si s2 trata del onomástico de a[;guna d.e las ni?ias de la casa o de nuestro querido anii- go ... Tony ...

Qu.izá sea, es decir, se nos ocurre a nosotros pensar que, por ser la hija de la casa una de las más caract,eri- zadas socias del Club Juvenil, sea la fieslff una de tantas reuniones que ce- lebra esta entidad aristocrática.

D,e todos modos, la fiesta promete ser sumamente agradable.

El de la "ultra-coca-cola" no es- tar~. ¡Qué lástima!

Pero habrá otro muchacho, nuevo en el grupo, que parece estar dispu.es- to a producir gran expectación . ..

Un buen chico, como esencialmente hay que ser para s,er admitido en el.

Cl11b.

Concierto.

Despedida. En los salones del C. S. D.

A Don Paulino Aboitiz, jóven quí- La pústwma actuación en Filipinas mico que mañana partirá a Bais, a del Comandante Loving.

prestar sus 7>reciados servicios. . . Para el sábado próximo.

Tributáronle los honores d.e una Además de la asitencia de la or- simpática despedida, un mutrido gru- questa d,e la Constabularia, habrá

]JO de señoritas y caballeros, en fies- otros números de Concierto vzrdade- ta cdebrada en el Jl1anila Hotel... 1·amente extraordinarios.

Fueron ,ellas las gentiles: Conchi- Contará el famoso barítono ruso tu Cuadras. Pilar Blanco, Clemencia V ladimir Alczeevich Elin.

Clausen, Mereceditas Lasa, AUla Cou.- El barítono filipino Moss,esgueld.

to, Consuelo Sors, María Luisa An- El bajo Luque, acompañado al pia- guita y Gloria Carrilrlo. no por el maestro Cuerva.

Una mesa larga !./ lindamente ador- Y de instrumentación, Federico nada, ocupaban los alegres festejan- Santo Tomás tocará el Cello.

f,f!S, siendo el c.mfilrión Paulino ob- El Jazz Band del Ateneo, yá famo-

jeto de cariñosas desmotraciones de so por sus últimas actuaciones, figu- afecto por parte de sus amigos... ra también en el programa.

Marcha D. Paulino Aboitz para no De tal suerte, no es aventurado pre- __ '_'º_l_v_ei_·_h_a_s_t_a_m_e_d_i_a_d_os_d_e_l_a_ñ_o_:cp_r_ó_-_d_ecir para esa noche un soberbio con-

Vol. II. - 10 -

10, 1928

cierto qu,fJ deleitará a los aficionados al A1·te M'usical.

Viajeros.

Llegó de Zamboanga D. Angel Garchitorena, acompañado de su be- lla esposa Doña Socorro Blanco.

Para N cg 1·os partió el martes de ,esta semana, nuestro querido amigo D. Angel Elizalde, de la Casa Yn- chausti y Cía.

También para Negros partió el mismo día Mr. Carl Pope, famo- so sportman perteneciente al "No- mads F. C.".

Procedente de Maliboj hállase ~n esta capital por asuntos comerciales D. Juan Sala, de la acreditada casa Escaño.

Cosas serias.

Es decir, todo aquello que se re- fier,e a. relaciones, matrimonios, etc . ..

/ntel"rumpimos la serie iniciada la semana pasada, pero hoy damos una d!Z gran interés.

Se trata de un "bon garon" en verdad.

Q11e le ha tocado la china ~n el misniísimo centro del corazón, proce- diendo el tierno contacto de una be- llísima niña ermitaña, muchas veces admirada y aplaudida en escena .. .

El chico también es admirado . . . Hace cosas buenas . ..

Precisamente, recientemente, ha he- cho u.na ...

Resonante éxito.

El alcanzado por el cuadro artíst-i- co del Boh emian . ..

Pusieron en escena la preciosísima comedia "Constantino Pla".

No faltó el m,enor detalle ...

Nuestra más cord·ial felicitación a R. Castañer, que además interpretó la directora de escena, Doña Emilia magistralmente su difícil y delicado papel.

Se distinguieron asimismo: Conchi- ta Rocha M. y Pilar Castañer, L. y Carmen Gomez; Obeso, C. Castañer, Davies.

Beech, García y Rocha, muy bien.

EL BARuN DE AYER.

Núm. 45

(13)

Noviembre.

Con efectividad desde el primero del actual el Gobernador General ha acep- tado la dimisión presentada por el Se- nador Guingona y los Representantes Acuña, Panganib::n y Palma Gil, le- gisladores todos de nombramiento. La dimisión del Rep. Lorenzo aun no ha sido aceptada, probablemente por no haber llegado todavía a manos del Eje- cutivo. Ln: acl!ptación de la dimisión de los legisladores primeramente men- cionados, se hizo por despacho tele- gráfico tras.mitido por el Gobernador a las oficinas del Palacio de Malaca- ñang, desde Mindanao.

En los círculos oficiales franceses existe la creencia de que los periódi-

ESTUDIO

cos ingleses y el gobierno de la Gran Bretaña con su insistencia respecto a los puntos considerados inaceptables por Francia, tienden a aislar a esb'ol.' en la cuestión de las reparaciones,

tr~nto más cuanto ya han llegado a un acuerdo Inglaterra, Italia y Bél- gica en favorecer una libre y com- pleta investigación de las repara- ciones por el propuesto comité de expertos, actitud que está confor- me con los puntos de vista de 1os Es- tados Unidos y es contraria a los de Francia que se mantiene firme en no permitir una reducción de la deuda alemana.

En la Secretaría Ejecutiva se reci-

~~~~~~~~~~~~~~~

SON LOS CUBIERTOS PARA TODO HOGAR Y tienen que ser cubiertos r¡ue pongan en buen lugar el nombre del ama d(~ casa que los usa, como los cubiertos

ONEIDA

Community

de los buscados diseños

"CLASSIC."

"SHERATON"

PLATE

"ADAM" y

"úEORGIAN"

Lo¡;¡ tenemos ea juegos puestos ea cajas <lt• 2ti, 51, 85 y más piezas.

COMMUNITY PLATE LA ARISTOCRATA DE LA MESA

Tenemos también de los más baratos pero tan artísticos.

Community Par Plate

de los dise!los "WINDSOR"

y

"PRIMROSE"

10, 1923

bió en uno de los días de la presente

sem~.na una comunicación oficial dan- do cuenta del asesinato cometido en la persona del Juez de Paz auxiliar de Libmanan, Camarines Sur, Sr .Anto- nio Í'eredo, a quien unos seis enmas- carados, armados de revólveres, le hi- cieron fuego sin d~rle tiempo a de- fenderse y muriendo instantaneamen- te. Tan desgraciado suceso ocurrió en las afueras del .rr1:mcionado pueblo, en la noche del día 3 de los corrientes. Se cree que los motivos del crimen han sido cuestiones políticas.

Desde el primero del presente mes se ha abierto al tráfico la ca-rretera interprovincial de Santa I~'é, que co-

~~ ~~~\.\.~~~~ ~~~ ~~~~\!,.

46-50 Escc 1 ta ILOILO

Vol. 11.

Levy Hermanos, lnc.

MANILA

- 1 1 -

Tels. 2,itl y 2;,l CICBU

Núm. 45

(14)

Noviembre.

munica las provincias de Nueva Ecija y Nueva Vizcaya, facilitando así el ac- ceso al Valle de Cagayan por medio de automóviles. Esta apertura ha orL ginado una mayor actividad· comercial entre las dos mencionadas provincias, actividad que irá creciendo induda- blemente a medida que transcurran los días.

El Alcalde ha recomendado a l<t J un- ta 1Vhnicipa1 la aprobación de otra emisión de bonos municipales por va- lor de unos tres millones de pesos, qu~

serán invertidos para la construcción de mejoras permanentes en esta ca- pital, principalmente en la construc- ción de edificios escolares, que habrá de redundar en una gran economía para las arcas municipales. Con los fondos que se obtengan con la venta de dichos bonos también se procurará construir un buen sistema de desaguc así como también abrir nuevas calles en los distritos de mucho tráfico.

Un periódico neoyorquino publicaba·

hace poco que los capitalistas ameri- canos, a consecuencia de la caida del marco, habían perdido de medio billón a 750 millones de dólares. Añadía·

que los capitalistas ingleses perdieron por igual causa medio billón y otra suma igual los demás paises.

La Palmolive Company ha ofrecido la suma· de veinte miillones de dólares por cuatro de nuestras más grandes fábricas de aceite, tales como la Cris- tobal Oil Co., la Sta. Ana Oil. Co., la Philippine Vegetable Oil Co., y la Phi- lippine Refining, cuya venta se ha

"cordado por la Junta de Control del Banco Nacional, acreedora de dichas fábricas.

Hay informes, sin embargo, de qu..:!

la Philippine Refining no será vendi- da, pues ha prometido pagar todas sus deudas antes de terminar el año 1924.

El Hon. Garduño, uno de los dos jueces de nuestro Juzgado Municipal, ha denunciado por libelo al Represen- tante Vicente Sotto, y a los Sres. Ca- lleja y Del Rosario, al primero en su calidad de editor propietario de The Independent, al segundo como director del mismo y al tercero como autor del artículo libeloso publicado en el. men- cionado semanero contra el denuncian- te Juez Garduño, quien, además ha presentado una demanda por la suma de veintinco rriil pesos contra The In-

dependent, degándose en dicha de- manda, entre otras cosas, que el ar- tículo libeloso se publicó por el dueño de la revista, por motivos d2 vengan- za contra el demandante.

Cerrada ya nuestra edición de la se- mé!.na pasada recibimos la noticia del fallecimiento del Dr. D. Ru<lescindo Fernandez Cuervo y García, médico y director del Hospicio de San José y antiguo profesor de la Universidad de Sto. Tomás. El finado gozaba en vida de generales simpatías y contaba unos sesenta r..ños de edad en la fecha de su muerte, que fué el Día de Todo:"

los Santos. A las cuatro de la tarde del día siguiente tuvo lugar su sepe- lio en el Cementerio Católico de la Loma, formando parte del cortejo sus numerosas amistades que recibieron la

notici~ de su muerte con el Natural sentimiento.

A los lectores de ESTUDIO supli- caTP.os una oración por el alma del fi- nado que en paz descanse.

- - - -

!0)---··---@ r.----

Los profesores y alumnos del Co- legio de San Juan de Letrán celebra- ren el jueves por la mañana una pe- queña velada como despedida a su ac- tual dignísimo Rector, M. R. P. Juan Illa, O. P. quien, en uno de los días de la semana venidera embarca con rumbo a España, con el objeto de to- mar posesión del nuevo cargo de Su- perior del Colegio de Avila, parn el cual, como recordarán nuestros lec- tores, tan acertadamente ha sido ele- gido.

A tan ilustre sacerdote reiteramos nuestros deseos por que lleve un feliz viaje y que el Cielo le asista en las gestiones y trabajos ~nejas al cargo que ha de desempeñar.

Desde el jueves el Colegio de San Juan de Letrán ha estado celebrando una serie de juegos deportivos, siguien- do la costumbre establecida hace ya no pocos años, para honrar la memo- ria del Martir de la Fe Católica, el Beato Vicente Liem de la Paz, que un tiempo santificó las aólas del mencio- nado coleg·io donde recibió su cristia- na educr;.ción e instrucción.

Mañana, a las ocho y media, se ce- lebrará una misa solemne, en la que se encargará de cantar las virtudes del Beato el R. P. Modesto Mato, O. P.

Al medio día los alumnos y profeso- res celebr3.rán un banquete y a la misma hora se reunirán también los ex-alumnos para celebrar su día anual.

. - - ®

1 FERNANDEZ & ANSALDO

(Ramón Fernandez) (Angel Ansaldo)

Abogados

y

Notarios Públicos

Dr. Miguel de la Concepcion

,DENTISTA

Real 174, Manila Tel. 232 25 'I'.

Pin pin Tel.

3532

. ---· ____ . ., ®---

---~-~---<!: ~~----~--<O'

@--- --- -- •.

GABRIEL LA O

ABOGADO

Oficina: 117 J. Luna Tel.

8536

1

--::::-: __

----===----~ 1

A.M. OPISSO

ABOGADO

501-502 Filipinas Bldg.

'

Tel. 802

MAXIMO VICENTE

Taller de Pintura, Escultura y Platería Prontitud y Fsmero en los Encargos Imá,l!enes, andas, altares, púlpitos, oraamentos de

Iglesia, Mausoleos. Monumentos, Bordados en oro,

1

Lápidas, etc.

, 830•34 R. Hidalgo, Manila Tel. 3528

~·~---

<!>--·---®'· ·---'---@

Romarico flgcaoili

Ingeniero Civil - Contratista Confeccionan planos

y

especificaciones

608

Colorado. Tel.

329.

t

Vol. 11. - 1 2 - Núm.

~5

Mga Sanggunian

NAUUGNAY NA DOKUMENTO

22 LIST OF ABSTRACTS CODE TITLE PAGE IMRC20-001 TECHNOLOGY INNOVATIONS FOR A GREEN ECONOMY: COMPETITIVENESS FACTORS AND ITS CHALLENGES 26 IMRC20-002 EFFECTIVENESS OF